Extortion Call

It was last friday when my Mom received a call about my sister being kidnapped. She was spending the afternoon at my grandparents’ house in Mexico City. The phone rang. “Mom I’ve been kidnapped,” said a girl on the other side of the phone. Next, a guy said “We have your daughter with us, you better call me from a cell phone now to tell you what you have to do next. Get all the money you have and call this number. Do not hang up until you call.” 

My mom was a victim of an “extortion call,” a random call from “kidnappers” who say they have a family member kidnapped but it’s never true. She said she was sure that voice was my sister’s voice, yet the nerves and mixed feelings got her confused. She was so frightened that she did what the kidnapper told her to do. 

My grandparents had close to $600 cash in their house. My mom had an extra $200 in her wallet because she had just gone to the ATM. She got in my car with the kidnapper calling to my grandma’s cell phone and drove away alone. As she was leaving, one of my aunts tried to get in the car with her, but my mom refused. No one knew where she was heading.

A few minutes later I got a text message from my aunt asking for my license plates. I gave it to her worried that something had happened. Just minutes later my cell phone rang. It was my aunt telling me what had occurred. I was working in my office when she explained that my sister was fine but my mom had left by herself somewhere in Mexico City. No one knew where she could be or where she headed. She left with my grandma’s cell phone which was being used to talk to the kidnapper. There was no way to get in contact with her. 

My sister left work and went to my grandma’s house, where another uncle arrived to try to calm the situation. My dad was sending text messages and calls to my grandma’s phone but my mom couldn’t answer because the kidnapper didn’t allowed her to get off the phone. 

While all of this was happening, I told my boss about the situation and offer all the help. I told her that I’d rather stay and try to do something from the office. We called the authorities gave them the license plates and brand of my car and told them to please find my mom. I knew it was like finding a needle in a haystack since Mexico City’s population is more than 20 million.

Everyone was trying to reach my mom with no luck. 

Two hours had passed since she left when a message was received in our family’s Whats App group. “I got in contact with her. She is fine. She’s going to your grandma’s,” my dad wrote. My body was filled with joy. I was happy she was going back, although I didn’t know if she was OK. 

i spoke to her when she got back to my grandpas’ house. She sounded scared. I asked her if they had done anything to her, she said she was fine. “They told me to deposit the money in a bank account,” she said. “How much?,” I asked. “I don’t know. Maybe $800″, she replied. 

The kidnappers had gotten what they wanted: they got the money and they got to scare my mom and my family. We all experienced mixed feelings: joy, courage, fear and happiness. 

Later, my mom told me that it was because the battery was dying that she told the kidnappers the call was going to be cut off. She hanged up and my dad’s call came in. My mom was relieved to know that my sister was fine. 

In Mexico it is very common to get these types of extortion calls. Authorities have revealed that most calls are done inside the prisons. There is no control of this kind of crime and it is almost impossible to detain these criminals.

According to Mexico Denuncia, there are more than 900 criminal bands that make these types of extortions just in Mexico City. Close to 6,000 calls are made each day. Nearly 30% of the victims pay what they are told to pay.

Although the federal government made a campaign to inform the population about these calls, today there are people who still believe their family member is being kidnapped just like my mom. 

Se fue Chavela Vargas

Era el domingo 5 de Agosto del 2012. El reloj marcaba las 12:58 del día cuando sonó el celular. Era un mensaje de mi tía. “Ya murió”, decía el texto. Acababa de trascender la gran Chavela Vargas, aquella mujer que con su voz deleitó a cientos de personas por todo el mundo. Pero la Chamana dejó más de lo que se llevó; nos dejó sus canciones, sus relatos, su personalidad y sus verdades. 

Tuve el privilegio de conocer a Chavela un sábado del caluroso verano del año 2009 en su casa de Tepoztlán. Mi tía, María Cortina, quien además de ser su biógrafa era gran amiga de Chavela, me invitó a comer con la Chamana. Nos acompañaron un grupo de productores argentinos, quienes le realizaron una entrevista para un proyecto del bicentenario. Luego de la entrevista, comimos en el jardín a las faldas del Tepozteco. Chavela convivía con cada uno de nosotros. Le encantaba recibir a jóvenes que estaban interesados en su carrera. 

Esa noche me quedé con muchas cosas de Chavela. Su personalidad, su humor y su hospitalidad son algunas de ellas. Fanática de Lola y Joaquín, sus perros xoloitzcuintles, Chavela participó con todos y cada uno de los ahí presentes. 

Luego de estar una semana internada en el hospital, Chavela se fue a sus 93 años. Estuvo acompañada de sus Macorinos y de sus seres más queridos. “Me voy con México en el Corazón”, fueron sus últimas palabras. Y sí, regresó a México a morir. Luego de estar en España y de haber ingresado al hospital, Chavela regresó con buen ánimo a México. Llegó bien de salud. El domingo 29 de Julio por la madrugada, fue llevada al hospital. Ya no pudo salir. 

Chavela se despidió como quería, viendo hacia el Tenampa en la plaza Garibaldi, rodeada de quien le quisiera dar el último adiós. Durante el homenaje, el público le cantaba a Chavela. Las lágrimas, los gritos, la emoción y, claro, el Tequila estuvieron presentes durante las tres horas que Chavela estuvo ahí. No sólo fueron las voces de Lila Downs, Eugenia León y Tania Libertad las que despidieron a Chavela en Garibaldi, fueron las voces de todos los ahí presentes y los que no también. 

El tequila circulaba entre los asistentes para despedirla, como ella despidió a los grandes. Al son del México lindo y querido, Chavela se despidió de los asistentes. La fiesta terminó como empezó, con lágrimas y gritos. “Eres una Chingona, Chavela!”, se escuchaba entre los que se despedían de ella. Otros no podían contener el llanto. 

Le pregunté a mi tía que qué le había parecido el homenaje, “así es como Chavela quiso despedirse de México. Justo así”, me dijo. 

Adiós, Chavela. 

Image

Los candidatos Republicanos y sus programas de inmigración

Con la contienda electoral de Estados Unidos ya empezada, los cuatro precandidatos Republicanos que luchan con ser el próximo candidato por su partido a la presidencia de Estados Unidos, exponen en debates y en sus páginas de internet sus programas de inmigración.

Como sabemos, la inmigración en Estados Unidos está desaprovechada y pésimamente controlada. Se estima que 12 millones de personas residan “ilegalmente” en el país más poderoso del mundo. Sin embargo, el gobierno estadounidense no tiene un control de estos 12 millones de migrantes.

Por eso es importante tener un programa de inmigración que le pueda servir a los 12 millones de indocumentados y que a la vez el gobierno pueda saber quienes son. Pero las propuestas de los precandidatos Republicanos no le daría la oportunidad a los inmigrantes de quedarse a vivir fácilmente en Estados Unidos. No es algo raro, ya que los Republicanos siempre han estado en contra de la inmigración (aunque Estados Unidos está formado por inmigrantes).

Con este post, quiero exponer las propuestas sobre inmigración de los cuatro precandidatos Republicanos para que nos demos cuenta los hispanos de qué es posible que pase si uno de estos cuatro llega a ser presidente de Estados Unidos.

Mitt Romney

Aunque asegura que el sistema de inmigración de Estados Unidos está “roto”, sus soluciones parecen dañar más a este sistema.

Romney propone elevar el número de visas otorgadas cada año por el gobierno para que así no existan indocumentados. Además, dice, quiere traer a los mejores extranjeros para crear empleos en Estados Unidos y tener innovación. Según Romney los migrantes con documentos ocupan el 8% de la población de Estados Unidos y 16% integra una de las mejores compañías de tecnología o es Presidente de alguna de estas empresas en Estados Unidos. 

Otra propuesta de Romney es agilizar el procedimiento de sacar una visa, ya que actualmente hay 4.5 millones de personas que están esperando a que termine su trámite para recibir su visa.

También espera poner un muro “high-tech” para impedir que se cruce la frontera ilegalmente y propone incrementar el número de los agentes Border Patrol.

Cuando fue gobernador de Massachusetts, Romney negó que los indocumentados tuvieran acceso a pagar la colegiatura universitaria como residentes y prohibió entregar licencias a los migrantes indocumentados.

Finalmente, Romney dice que no va a pasar algún tipo de reforma migratoria donde los indocumentados sean “legalizados” como sucedió en 1987, cuando más de 2.7 millones de inmigrantes fueron apoyados por el gobierno para quedarse legalmente en el país. Cabe destacar que esta reforma, conocida como Reform and Control Act of 1986, fue firmada por Ronald Reagan. Los inmigrantes que entraron a Estados Unidos ilegalmente antes del 1 de Enero de 1982 y se quedaron a vivir, fueron apoyados por Reagan.

Rick Santorum 

Aunque es hijo de un inmigrante italiano, Santorum dice que para tener una reforma migratoria se tiene que proteger la frontera. Dice que esto no sólo ayudará a la seguridad Americana, si no que también ayudará a los americanos cuando la economía no esté bien.

En su página de internet, Santorum ataca al Presidente Obama por no haber hecho nada a favor de una reforma migratoria. Admás lo critica por haber enfrentado las leyes antiinmigrantes que fueron aprobadas por algunos estados de la unión Americana.

Al igual que Romeny, Santorum propone incrementar el número de agentes del Border Patrol, poner un muro en toda la frontera, y desarrollar un programa como E-Verify donde todas las empresas puedan consultarlo para saber el estatus migratorio del aplicante. También propone que las universidades no den la colegiatura de residente a los indocumentados, y que todos los inmigrantes sepan hablar inglés.

Santorum también propone traer a empresarios de diferentes países a Estados Unidos para poder crear más empleos en el país.

Newt Gringrich

El ex presidente de la cámara de Representantes, al igual que sus contrincantes Republicanos, tiene propone una reforma dura en contra de los indocumentados.

Gringrich propone no pasar una reforma migratoria “comprensiva”. Según él, alguien que rompe la ley de Estados Unidos no debería tener la oportunidad de vivir legalmente. Al igual que Romney y Santorum, Gringrich le da preferencia a aquellos que buscan tener una green card a través de una visa.

Gringrich, que menciona la ley que pasó Reagan en 1986, dice que aún no se ha obtenido el resultado que el expresidente Republicano hubiera querido tener cuando se pasó la ley. La ley que Gringrich propone controlaría la frontera de Estados Unidos con México para el 1 de Enero del 2014. Y dice que si fuera necesario, pondría a la mitad de los 23 mil burócratas de Homeland Security de Washington en la frontera.

El aspirante Republicano también propone agilizar el sistema de visas; ya sean de trabajo, estudiante o visitante. Actualmente en diferentes partes del mundo, los ciudadanos deben esperar hasta cuatro meses para obtener una visa de Estados Unidos.

Gringrich también asegura que los inversionistas que quieren empezar un negocio en Estados Unidos se topan con diferentes obstáculos que les impiden continuar en el camino. Según él, los inversionistas deben de invertir un millón de dólares en Estados Unidos y mantener 10 empleos Americanos para poder tener una visa de inversionista, además de los chequeos de cómo va funcionando el nuevo negocio de los inversionistas.

Uno de los programas que Gringrich desea implementar es darles residencia “legal” a los indocumentados que viven en Estados Unidos. Sin embargo, su propuesta obliga a los indocumentados a pagar por un seguro médico privado, hacerse un chequeo para detectar algún rastro criminal en la persona, pasar un examen de inglés y pagar $5 mil dólares de multa por haber entrado ilegalmente a Estados Unidos.

Aunque Gringrich no apoya el DREAM Act, sí le daría la ciudadanía a aquellos que fueron traídos por sus padres cuando eran menores de edad. Sin embargo, sólo ocurriría si se unen a las fuerzas armadas de Estados Unidos.

Ron Paul

El Representante por el estado de Texas también propone incrementar el número de agentes en la frontera con México, aunque no menciona tener un muro fronterizo.

Paul está en contra de una reforma migratoria que le de la residencia a los más de 12 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.

Una de las cosas que ningún otro candidato Republicano propone en su página de internet, es que los hijos de los migrantes indocumentados que nazcan en Estados Unidos no podrán ser ciudadanos Americanos. Esto se ha discutido mucho en los últimos meses, pero está respaldado por la Constitución.

Paul propone ayudar a aquellos que quieren entrar a Estados Unidos de manera legal. Al igual que sus contrincantes, propone agilizar el sistema de entrega de visas y green cards.

Aunque cada candidato tiene propuestas diferentes, todos están en contra de los inmigrantes indocumentados. Gringrich es el único que propone algún camino a la “legalización”. Sin embargo, pone varios obstáculos para que los migrantes puedan residir sin miedo en Estados Unidos.

Aunque el Presidente Obama ha sido el presidente con más deportaciones, se muestra un poco más carismático con los indocumentados. Obama ha dicho que la mayoría de los que han sido deportados en su gobierno ha sido por tener un récord criminal. Sin embargo, hay varias familias que han sido separadas debido a las deportaciones.

El no encontrar Trabajo

Antes que nada, quisiera pedir disculpas por no escribir tan seguido como había prometido. La verdad es que con tanto trabajo en la universidad ya para cerrar la carrera, no me daba tiempo para sentarme a escribir. Pero ahora, estoy de regreso… y como dicen, agárrense porque voy con todo.

Pero bueno, como algunos de ustedes ya lo saben, he querido quedarme en Estados Unidos a trabajar. Desafortunadamete me gradué en una de las peores épocas que pudieron existir en cuanto a la economía y los empleos. Hoy por hoy Estados Unidos tiene una taza de desempleo de casi 10 por ciento, más de 14 millones de estadounidenses no tienen trabajo. Como les digo, no es la mejor época para andar buscando chamba, pero pues qué le hace uno que se acaba de recibir!?

La verdad han sido unos meses de mi vida muy frustrantes. Llevo dos meses estando en mi casa sin hacer nada. Llevo más de seis meses buscando trabajo y sólo me han entrevistado una vez (fue para PBS en Washington. Aplicamos 170 personas; deafortunadamente no llegué al puesto). Hace más de tres años que no hacía nada durante el verano. Mis últimos dos los había pasado haciendo practicas profesionales (internships) y la verdad ya no sé que más hacer en mi casa. Me pico los ojos todo el día esperando a que suene el teléfono o me llegue un email en que alguien esté interesado en entrevistarme.

No sé a cuántas posiciones de trabajo he aplicado. He mandado mi CV a todas las personas que he podido contactar dentro de los medios en Estados Unidos. He cambiado mi CV para agregarle más cosas que puedan “lucir” en mi corta experiencia. Me paso horas en la computadora checando páginas de Internet para ver si hay puestos abiertos para los recién graduados, pero las oportunidades son mínimas. Los pocos puestos que hay abiertos son para aquellos que tienen más de cinco años de experiencia, cosa que quisiera tener, pero como recién graduado está muy difícil de conseguir.

Pero afortunadamente también me he podido encontrar con personas muy pero muy buenas en el camino. Son personas que me conocen poco o que ni siquiera me conocen, que conocí a través de las redes sociales, vecinos, algunos amigos y familiares que lo único que han hecho es ayudarme a conseguir algo. Cuando les comento mi situación, inmediatamente piensan en alguien que conozcan dentro de los medios o de alguien que me pueda ayudar. A esas personas estoy muy agradecido. Eso es algo que se los he hecho saber y que nunca me cansaré de decirlo.

Aunque me queda un mes para encontrar trabajo en Estados Unidos (si no me tengo que regresar a México), tengo que mantener la fe en alto. Yo sé que las oportunidades son pocas pero con que salga una de ellas, mi sueño de seguir y crecer en Estados Unidos podrá hacerse realidad. Sí, han sido dos meses de mucha desesperación, de coraje porque estudié dos carreras con el objetivo de tener el trabajo que quería cuando me recibiera y sin embargo no he conseguido nada y el tiempo se me está acabando. Yo sé que estoy joven (22 años) y que mi sueño Americano se podrá hacer realidad en unos años más, pero siempre va a ser más difícil regresar estando en otro lado que en Estados Unidos.

Pero bueno, en cuanto sepa algo de mi trabajo, les estaré informando por aquí. Ahorita soy un número más en la lista de 14 millones de personas sin trabajo en Estados Unidos, el país más poderoso del mundo.

Porque está roto el sistema de inmigración estadounidense

A continuación mi experiencia con el sistema de inmigración de Estados Unidos. Para los que no lo saben, soy un estudiante mexicano que desde hace 7 años y medio vive en Estados Unidos. Me mudé a Houston, Texas cuando tenía 14 años y desde entonces he vivido en esta ciudad.

Afortunadamente mi familia cuenta con visas que fueron proporcionadas por la compañía de mi papá cuando lo mandaron a trabajar a este lado. La visa que nos dieron a mi mamá, a mis hermanos y a mí fue la H-4 que nos permite residir legalmente en Estados Unidos hasta el día que se vence. Esta visa dura tres años y se puede renovar dos veces. A partir de la tercera renovación, sólo es válida por un año.

Desafortunadamente, el día en que yo cumplí 21 años, me independizaron de mis papás. ¿Qué quiere decir esto? Que a partir de esta edad, yo tengo que conseguir la visa por mi propio lado; ya no puedo entrar en el “plan” que tienen mis papás. Por esta razón, tuve que sacar una visa de estudiante, que es muy fácil sacarla porque cuando estás aceptado en una universidad americana, te la dan si la necesitas.

La visa de estudiante tiene sus complicaciones. He aquí el porque está roto el sistema de inmigración estadounidense. Al final de la carrera, si el estudiante no encuentra ningún trabajo 90 días después de que se reciba, la visa se cancela y el estudiante debe volver a su país de origen. Muchos pensarán ¿y qué tiene de malo? Lo malo es que las universidades estadounidenses están educando a miles de estudiantes internacionales, muy brillantes, y cuando terminan la carrera los expulsan del país.

Sería mucho mejor para Estados Unidos y para el estudiante que se pudiera quedar en Estados Unidos mucho más tiempo que los 90 días que ofrece la visa. Pero ahí no se termina el problema. Si el estudiante encuentra trabajo, sólo se puede quedar con la visa de estudiante un año más cuando está trabajando. Cuando se vence el año, el estudiante necesita conseguir una visa de trabajo, que sólo puede ser expedida por una compañía que le cuesta entre $5,000 y $10,000 dólares. Hoy en día muy pocas empresas pagarían esa cantidad para que una persona con poca experiencia, se quedara a trabajar. Además con la crisis económica, muy pocas empresas están contratando a estudiantes internacionales o a personas fuera de Estados Unidos justo por el alto costo que tiene la visa. Les es más fácil contratar a un estadounidense.

Así que de alguna u otra manera el que algún día fue un estudiante brillante en Estados Unidos y que tuvo la oportunidad de trabajar en ese país, por razones de inmigración, tiene que regresar a su país a buscarse “una nueva vida”.

Este caso aplica a este bloguero. Después de vivir más de 7 años en Estados Unidos y de estar más de 8 fuera de México, estoy muy acostumbrado a vivir en este país. La verdad no me gustaría regresar a México, sobre todo con lo que está pasando con la guerra contra el narco. Estoy muy contento de vivir en Estados Unidos, un país que ofrece miles de oportunidades, pero que a la misma vez esas oportunidades se esfuman.

Es por eso que una reforma migratoria sería muy bueno para el país. Además hay más de 12 millones de indocumentados en el país que podrían empezar a pagar impuestos y a aprender inglés. Un país no puede no tener control sobre 12 millones de personas que están vivendo en su territorio. Es ridículo.

El Consumo de Drogas en EU

Es la razón por la cual hay más de 25,000 muertos en México. Veinte por ciento de la población entre 18 y 25 años la ha probado. Es el consumo de marihuana en Estados Unidos que cada día crece más y no hay nadie que lo pare.

Durante este semestre, que lleva poco más de un mes, me he quedado sorprendido con las historias que escucho de algunos mis amigos consumiendo drogas. No es que no supiera, pero su consumo en la marijuana ha crecido mucho.

Fue un par de días después de que regresé de pasar todo el verano en México cuando empecé a escuchar las historias que mis amigos me contaban de cuando yo no estuve. Una vez nos juntamos en casa de Bob y sacó la marijuana- me contaban- pero no era para fumarla en churro, todo el humo lo metían en una bolsa de plástico y de ahí te lo fumabas. Estuvo increíble. Fueron las palabras de un amigo. “Al poco tiempo de fumarlo empecé a sentir el efecto. Éramos como 10 amigos y todos lo probamos, pero a mi me pegó más duro”. ¿Y qué de increíble tiene eso?, les pregunté. “Nunca me había sentido así de bien por ese momento”, fue la respuesta.

La deberías de probar- me dicen- una vez no te hace daño. Mi respuesta es la de siempre: No. No se si es por las pláticas que he tenido con mis papás, o el hecho de que hay casi 30 mil muertos en México, o nada más porque hace daño, pero esas razones son mi escusa para no fumar. Es que tu eres muy sano- me contestan. ¿Y? ¿Tiene algo de malo que no quiera probar la droga? ¿Tiene algo de malo en querer ser muy sano?. No veo el por qué de probar la droga. No entiendo la furia que hay en este país por consumirla una, dos, tres veces por semana.

El problema no está en probarla una vez. El problema es que si te gusta la primera vez te “enganchas” a ella y no te despegas. Se vuelve un vicio. Y cuando pasa eso, es muy difícil dejarla. Hay muchos casos, como el de mis amigos, en el que no se les ha hecho un vicio, pero me queda claro que todos dijeron un día que la iban a probar y ahora ya la “prueban” mucho más seguido.

Yo, como amigo, no he podido hacer nada para convencerlos de no volver a consumir la marihuana. He hablado con ellos, pero no escuchan. Les valen madres mis pláticas de porque es mala y porque no la deben de tomar. La parte buena de mis amigos que consumen la marihuana es que nunca la han comprado; sólo la han consumido en alguna fiesta. Tampoco la han fumado enfrente de mi. Confieso que hace mucho que no voy a una fiesta en donde haya habido drogas. Quizá la última vez fue en el 2007.

Esta es la razón por la cual hay decenas de miles de muertos en México. Lo peor del caso es que el gobierno de Estados Unidos no ha podido hacer nada para frenar el consumo de drogas en su territorio. La administración de Obama implementó un programa a largo plazo en donde se les va a enseñar desde la primaria el grave daño que hace el consumo de drogas. Pero vienen muchas generaciones que no les va a importar y la van a seguir consumiendo.

No se cual sea la solución del problema. El legalizarla creo que terminaría con las muertes en México y en muchas partes del mundo, pero el daño a los jóvenes y adultos seguirá ahí. Cada quien tendrá su punto de vista en el tema.

Yo espero que algún día no muy lejano, mis amigos puedan reflexionar dejen la marihuana para siempre. Ojalá que esto pase con todos los que la consumen.

Las Elecciones

El domingo pasado se votaron 12 gubernaturas en la república mexicana. Las elecciones fueron marcadas por la violencia que se vivió 6 días antes del 4 de Julio, con el asesinato del candidato del PRI a la gubernatura, Rodolfo Torre Cantú.

Las elecciones también estuvieron marcadas con la alianza histórica que tuvieron los partidos del PAN y el PRD para evitar que el PRI ganara. Esta alianza va en contra de los principios del PAN ya que hace apenas 3 años estos partidos se estaban peleando por el poder para la presidencia.

El día de las elecciones hubo ocho muertos en Chihuahua y varios disturbios en las casillas. Aún así la gente salió a votar. En Tamaulipas la gente tenía miedo de votar, pero muchos también votaron.

Aunque las alianzas funcionaron en dos estados claves del país, México enfrenta problemas muy serios en la política. Si los políticos siguen siendo corruptos en el país, cuándo vamos a avanzar? México cada día más está hundido en la incertidumbre de no conocer el futuro de sus políticos.

México es un país muy conformista. No pelea por nada de lo que pasa en el país. Se conforma con que los políticos roben o hagan trampa. Se acostumbra a que las investigaciones no funcionen en el país. Por ejemplo, el caso Paulette, cuando todo mundo sabíamos que había pasado con el caso y las autoridades nos mintieron al dar a conocer los resultados que eran imposibles de entender, no se hizo nada. Nos conformamos con el resultado y los papás quedaron impunes.

Si vamos a seguir así nunca vamos a avanzar. Tenemos que cambiar y esto empieza con nosotros. Nadie más va a hacer el cambio.